Tips para una playa disfrutable

0
Pocos días quedan para disfrutar de las vacaciones en familia, oficialmente se anunció que el 5 de marzo comienzan las clases, por lo tanto, la visita durante las jornadas cálidas se hace obligatoria en las playas próximas a Bahía Blanca.
Pehuen Có y Monte Hermoso son destinos bellísimos, porque cuentan con paisajes refrescantes, sea en la arena como en el mar, además es posible asistir a actividades culturales- que pueden seguir en nuestra Agenda Cultural de los días viernes. Sin embargo, un día compartido en la playa acarrea el consumo de alimentos y bebidas y prácticas recreativas que no debieran impactar de manera tan contundente en estos espacios, para garantizar su permanencia.
Uno de los hábitos más comunes es almorzar bajo la sombrilla, costumbre que reúne a grandes y pequeños. La forma de crear conciencia ambiental es involucrar recipientes y utensilios reutilizables, preferir los termos y bebibles a los envases en botellas de plástico o vidrio. Observar si existe algún tacho de basura próximo, de lo contrario, colocar los residuos en una bolsa y arrojarlos en el sitio adecuado a la hora de abandonar la playa o llevárselos y realizar la colocación en el cesto del lugar de residencia.
Especial atención hay que tener con las colillas de los cigarrillos, elemento muy contaminante de las aguas. No arrojen baterías o pilas, existen lugares en la ciudad para realizar su descarte. Hay pocos sitios habilitados para concurrir con los perros, si lo hiciere, llevar la bolsa y palita correspondiente para levantar sus desechos, es una forma de contaminar la arena ni las aguas marinas, además, de generar condiciones confortables para los otros paseantes.
Las personas que concurren a las playas piensan en pasar un buen momento en solitario, pareja o con sus hijos y amigos, por lo tanto, tanto juegos colectivos bruscos, como música alta, deben instalarse a una distancia que no genere molestias para otros. El descanso estival es fundamental para que el año de trabajo se inicie con energía, placentero para los propios y los ajenos, reciclando emociones y objetos, cuidemos las playas, que son de todos, por lo tanto, también nuestras.
Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: