Siete décadas de presencia

0

La sociedad de fomento de Pehuen CÓ se conformó casi a la par de la aparición de la villa balnearia. Fiel a los preceptos de una entidad de esta característica, su función es estar a la vanguardia de las diferentes inquietudes e iniciativas.

El acta constituyente se firmó un 18 de julio de 1949 en Bahía Blanca. Allí, este se rubricó en una reunión que tuvo la participación de propietarios de terrenos del balneario, que se denominaban los primeros 100 adquirientes.

“Es un orgullo poder presidirla. Considero que siempre el objetivo está presente, que es el tratar de gestionar en pos del lugar. Tiempo atrás todo era más complicado por la falta de tecnología. Hace 40 años recién llego el teléfono público, y luego de a poco las demás tecnologías”, sostiene su presidenta Stella Maris Carbajo.

Para celebrar este aniversario, en la sede ubicada en Brown 426 se inauguró un espacio verde consistente en una plazoleta con juegos, mesas y wifi libre a fin de concentrar a los más jóvenes en el sitio. Sumado a esta acción, se remodeló la afamada biblioteca, uno de los pilares de la localidad.

En el presente, se gestionan temas varios que van desde lo micro hasta lo macro, se está trabajando en la remodelación del sistema de sonido del salón principal, a la par de sostener el histórico reclamo por la presencia del gas natural y un cajero automático permanente.

Pendientes

La erosión costera  y la basura son cuestiones mayores y la entidad dice presente. En el primer caso no hubo una solución hasta el momento.  El fenómeno de avance del agua sobre la costa es algo permanente, razón por la cual hay sectores en donde la calle lindante a la costanera dispone de muy poco espacio. Hace 10 años, desde la sociedad de fomento elevaron el tema a las autoridades provinciales competentes con asiento en Mar del Plata.

A raíz de eso, se elaboró un plan preventivo el cual nunca se ejecutó por razones presupuestarias. Eso motivo que durante la última visita de la gobernadora Vidal a la villa balnearia, se le entregase una nota insistiendo sobre la cuestión.  “La provincia es la responsable de las costas, y es la que tiene el dinero para poder llevar adelante una acción preventiva. En el mismo sentido se comenzó a lotear en un sector en cercanías de la Avenida Ameghino. Eso fue algo que se dejó hacer pese a nuestra insistencia para evitarlo, donde incluso contamos con el apoyo de un abogado ambientalista”, dice Carbajo. 

Pehuén Có cuenta con un basural a cielo abierto, el cual está ubicado en el corazón de la población, entre calle Rosales y el barrio Pehuen Có del Este y crece de manera exponencial, al igual que los incendios que suelen suceder.  En el tema hasta ahora tampoco se ha logrado nada.

“Solo por un breve lapso de tiempo hubo una planta compactadora de cartones, pero se dejó de utilizar por faltas de recursos económicos. El intendente escucha nuestros reclamos, pero es algo que luego queda ahí. Solamente hacen hincapié en la época fuerte del año para el lugar que es el verano”, afirma Carbajo. 

Nota en “Ecos Puntaltenses” N° 40

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: