Rap inclusivo

0
Un video rapero surgió de las inquietudes de un grupo de alumnos del Centro de Formación Integral Nº 1, una apuesta a reflejar la vida escolar de una institución que entiende la dimensión de las palabras integración y diversidad.
“Vamos a hacer una poesía para los maestros, la vamos a leer en el desfile”, propuso Lidia Guitlein, profesora de Educación Física del Centro. “¿Y qué vamos a decir?”, preguntó Nahuel Rodríguez, uno de los alumnos. “Creo que podría empezar con: en el taller de mecánica los chicos aplican la matemática, Claudio el maestro, ese sí que es nuestro, fierros y máquinas están trabajando y a todo el mundo está desconcentrando, por eso nosotros estamos… Podríamos decir pensando, recitando o rapeando”. En ese momento, Nahuel tomo la posta y completó: “es muy buena idea, podemos decir rapeando”. Esto dio comienzo a un proyecto que finalizó en un video, donde se muestra al Centro, sus docentes, sus alumnas y sus alumnos en plena jornada de trabajo y de música.
El Centro de Formación Integral da terminalidad a los estudios de los jóvenes con discapacidad, “para quienes no pueden acceder a la educación formal, el objetivo es la formación laboral de los chicos, para tener la oportunidad de salir al mundo del trabajo”, contó Enrique Lucarelli, director del establecimiento.
“Solo uno no puede hacer nada” aseguró Guitlein, por eso apoyó que la canción se terminara, se cantara en el desfile del año pasado y finalmente, se lograra realizar un video con el rap.
La letra fue compuesta por Rodríguez junto a Nicolás Maneiro, Julian Beisteggui, Lucía Guitlein. La filmación estuvo a cargo de la radio de la Universidad Nacional del Sur, contó con la dirección y producción de Camila Rodríguez y Brenda Posse. Las instalaciones del Centro fueron las locaciones elegidas para la filmación, que armó un gran revuelo tanto dentro como fuera de la institución. A fines del mes de octubre, se mostró en el Centro Histórico de la Universidad Nacional del Sur, quienes siempre apoyan la actividad educativa del Centro. Ese día fue una fiesta, que se acompañó con una muestra de lo realizado en los diversos talleres.
Más que un centro
“Si bien somos netamente un centro laboral, es muy bueno que estas facetas artísticas se mechen y produzcan otras acciones dentro de la escuela” aportó Lucarelli, quien destacó los momentos compartidos diariamente entre profesores y jóvenes. “Valoro la oportunidad y la excusa para compartir otras cosas, nos interesa mucho que esto lo disfruten ellos y también la familia”. El Centro cuenta con pasantías laborales, muchas empresas e instituciones locales integran a sus equipos de trabajo a alumnas y alumnos, “es una propuesta muy fuerte de nuestra escuela la inclusión, si bien no estamos obligados a hacerlo, tenemos la visión, intentamos que esto sea real, y de a poco lo vamos a dar a conocer” agregó, “nosotros trabajamos, intentamos hacer la difusión de estas actividades y de estos logros”. Con el egreso de este año se concretaron tres puestos de trabajos y dos más que comenzarán a realizarlo, “es muy lento el proceso de concientización de la inclusión”. El Centro de Formación amplía su labor con el compromiso de las empresas locales.
A partir de la letra, llegó la música por intervención de Camila Rodríguez y Brenda Posse, “también nos encargamos de realizar la selección de locaciones, filmamos dentro de la escuela”. El video rescata la jornada y los espacios de los talleres, “vas caminando por los talleres y el rap describe lo que se hace en cada uno de los sitios”, cuenta Lucarelli. Los recorridos son por la carpintería, la huerta, la peluquería, la serigrafía, la cocina, el armado, también en los pasillos y el patio, por lo tanto, llega con la ternura y la intimidad de la entrega diaria. “La convocatoria de Daniela Saporito, la vicedirectora de la institución, nos enganchó muchísimo. Nos dedicamos a conocer la canción y después armamos el guión del videoclip, nos gustó mucho recorrer la escuela antes de la filmación, y generamos un vínculo a lo largo de estos meses”. Un grupo de rap también realizó un aporte respecto a la coreografía, “les enseñaron algunos pasos, y con eso logramos darle forma a la canción y después realizamos el rodaje, que pudimos concretar en 6 horas de trabajo, en tiempo récord, aprovechamos la organización institucional para lograrlo”.
“Nos gusta que las ideas vengan de los chicos”, dijo Lucarelli, “no existe el no se puede, gestionamos lo que sea necesario”. El rap confiesa las actitudes de los actores educativos, “Lucarelli, el director, quiere una escuela mucho mejor, junto a Daniela, la vicedirectora, donde está pasando a toda hora”. El videoclip funcionaría como un institucional, que difunde las actividades y las dinámicas del Centro. Nahuel y sus compañeros evalúan su futuro como posibles raperos bahienses.
Para verlo se puede ingresar en el portal www.abc.gov.ar

Autor: Redacción EcoDias

Compartilo!

Deje su comentario