Queremos estar donde nadie está

0

“Baila hermana baila tu contradanza”, suena en los tambores de las DesBandadas, y es porque regresaron  a la ciudad después de una gira por España. El grupo de músicas y cantoras dejó su huella en recorridos sonoros por aquel territorio.

DesBandadas constituyen una  experiencia de más de seis años en el marco de una idea mayor: el proyecto La Banda Lavanda, y esa labor es celebrada con el “reconocimiento ciudadano” por parte del Concejo Deliberante de Bahía Blanca, otorgado por unanimidad hace unas semanas.

“Son bienvenidos los reconocimientos desde las instituciones, como en este caso que es un estamento del gobierno, y esperamos que se traduzca en políticas públicas, no sirven de nada las cucardas sino se convierten en un gesto concreto y real”, subrayó Silvia Palumbo Jaime, creadora del proyecto en diálogo con El Diario de Bahía.

“Quien llegue al gobierno tiene que impulsar políticas públicas vinculadas con la violencia de género, tienen que estar muy presentes porque hay mucho para hacer. Hay un femicidio cada 30 horas en este país”.

La Banda Lavanda cumplió 15 años, de índole feminista, busca el empoderamiento de las mujeres a través de los tambores, las voces y movimientos escénicos callejeros, “es un trabajo desde las mujeres y hacia lo colectivo, en lo grupal, que son las bandas”.

Esta tarea se replicó en varios países, tales como España, Francia y México, como así también diversas ciudades y localidades de Argentina. “Empezamos cuando no se hablaba de feminismo aún, visibilizando los femicidios, que era y es de una gran magnitud en la ciudad y en la región; en esa época éramos invisibilizadas y repudiadas, y esto sucedió hasta hace poco”.

DesBandadas es un proyecto autogestivo, independiente, plural, la tarea que realizan es visibilizar el patriarcado y la violencia de género. “Somos un grupo de arte musical feminista, nuestra tarea es poner en el tapete todos estos temas a través de la música, de los tambores. Nunca nos imaginamos que íbamos a acompañar a las familias, como en el caso de Micaela Ortega o Leticia Cayuli”, comentó respecto a un rol social que empezaron a cumplir y les sorprendió.

“Hay una ausencia tan brutal del Estado, una indefensión tan grande de la mujer en particular y de la familia que quedan en estas situaciones de violencia, la gente busca reparo y quieren amplificar su voz, y es uno de nuestros objetivos, la amplificación de esas voces que están oprimidas por violencia, por miedo o por falta de energía, como le pasa a tanta gente que está luchando hace años para romper la impunidad en tantos casos”. Sin elegir ese camino sintieron que esto también era parte de su misión.

“El feminismo es un movimiento de derechos humanos, en bien de la humanidad, en bien las humanas”, definió la música, quien además es la compositora de todas las canciones que DesBandadas realiza bajo un entrenamiento continuo. 

Hoy es el Día internacional contra la Trata de Personas, por eso, lo que DesBandadas cantaron junto al coro de mujeres gitanas Gure Golé y la directora de La Kora, Irune Herrero en Bilbao, “esta página se trata de la vida de las tantas atrapadas que no cantan; esta página se trata de las secuestradas que no cantan… las seguimos buscando, las estamos buscando, las seguimos buscando”.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: