Primero Salud

0

El Ministerio de Salud de la Nación, impulsó una campaña nacional en la Semana del Prematuro. Cuando las políticas de un Estado presente, previenen para el futuro de los argentinos.

Se calcula que 1 de cada 10 bebés nace de manera prematura, antes de la semana 37 de gestación. Estos bebés necesitan de cuidados especiales para salir adelante. En particular, la lactancia materna ayuda a que se enfermen menos y alcancen una mejor calidad de vida.

Un embarazo normal dura entre 37 y 41 sem anas. Cuando un bebé nace antes de las 37 semanas de embarazo, se dice que es prematuro. Eso significa que su organismo no está totalmente maduro para la vida fuera del útero materno.

En algunos casos, los bebés prematuros o con bajo peso al nacer corren el riesgo de presentar complicaciones en su desarrollo cognitivo, neurológico o motor, en la visión o en la audición. Por eso deben permanecer un tiempo en el Servicio de Neonatología para recibir cuidados especiales. Durante este período es importante el contacto cercano del bebé con la mamá y su familia.

Luego del alta, es necesario que tengan un seguimiento posterior en consultorios especializados en el control de prematuros.

La leche de mamá: el mejor alimento también para los prematuros

La leche materna, el alimento ideal para los bebés en general, también lo es para los niños prematuros o de bajo peso al nacer, ya que contiene nutrientes que ninguna fórmula puede igualar y es la primera vacuna que lo defiende de enfermedades. Está comprobado que el pleno acceso a la leche humana aumenta sus probabilidades de supervivencia, hace que se enfermen menos y favorece una mejor calidad de vida para ellos en el futuro.

Además, la lactancia materna durante la internación permite a los padres tener una participación activa en la protección de la salud del niño internado.

Aun los bebés en condición grave o de muy bajo peso deberían recibir leche de su madre para mejorar su estado durante el período de internación, y sostenerla cuando son dados de alta.

Cuando la leche materna no está disponible total o parcialmente, la siguiente opción sugerida  es la utilización de leche proveniente de un banco de leche humana habilitado.

Consejos para madres y padres de bebés prematuros sobre la lactancia materna:

Desde el primer día, solicitar ayuda al personal de salud para que la mamá pueda sacarse leche. Se puede pedir asesoramiento en el Centro de Lactancia Materna de la institución donde está internado el bebé.

Para promover la producción de leche, la mamá debe consumir mucho líquido y una alimentación variada que incluya frutas, vegetales, cereales, carnes, leche, quesos y yogur.

Una vez que el bebé tenga el alta médica tras su internación, se debe continuar con los controles en un Consultorio de Seguimiento de Prematuros para prevenir complicaciones.

Un Estado que atiende la prematurez

El Ministerio de Salud de la Nación viene desarrollando un conjunto de políticas a fin de detectar, hasta donde es posible, cuándo un niño nacerá antes de tiempo, y derivarlo oportunamente para que el parto ocurra en una institución de salud capaz de ofrecer la atención compleja que tanto el bebé como la mamá necesitan.

Mejoramiento de la cobertura y calidad del control prenatal. Mediante asistencia técnica a las jurisdicciones, la producción de materiales de capacitación y la inclusión de los controles entre las prestaciones garantizadas por el Plan SUMAR.

Estrategia de Regionalización Perinatal. Organización de los efectores en redes, según su nivel de complejidad, para que cada madre y cada recién nacido sean atendidos del modo más adecuado a las necesidades que plantea su caso.

Programa de Seguimiento del Recién Nacido de Riesgo. Su meta es instalar en todas las jurisdicciones al menos un consultorio especializado en el control de la salud de los bebés prematuros, luego de recibir el alta hospitalaria. También asegura la provisión de leche especial para aquellos recién nacidos pretérmino que no reciben lactancia materna.

Programa de fortalecimiento de maternidades. Asistencia técnica y capacitación, financiación de recurso humano en grandes maternidades para mejora de los resultados.

Programa de reanimación cardiopulmonar neonatal (RCP). Capacitación para profesionales en la atención en sala de partos de los recién nacidos de riesgo.

Programa “ACoRN” de Cuidado Inicial del Recién Nacido de Riesgo. Programa de capacitación de profesionales para la estabilización y traslado de recién nacidos de riesgo.

Adquisición y entrega de ambulancias y equipamiento médico para el Traslado Neonatal.

Programa de prevención de la ceguera en la infancia por ROP. Capacitación del personal de enfermería neonatal en la graduación segura del Oxígeno que reciben los neonatos, para la prevención de la Retinopatía del Prematuro (ROP). Además, promoción del diagnóstico y tratamiento oportunos de la ROP, evitando así la principal causa de ceguera en la infancia.

Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia. Trabaja para asegurar a todo niño recién nacido el derecho a que se estudie tempranamente su capacidad auditiva y se le brinde tratamiento en forma oportuna si fuera necesario. Ofrece a las jurisdicciones capacitación y equipamiento.

Programa Nacional de Prevención de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) en lactantes prematuros de muy bajo peso al nacer. Suministro gratuito del anticuerpo monoclonal Palivizumab a todos los prematuros del sector público, para prevención de la bronquiolitis por virus sincicial respiratorio.

Provisión a todo el país de surfactante pulmonar para el Síndrome de dificultad respiratoria en prematuros.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: