Poesía joven

0
“Las pibas tomamos la poesía por asalto, volumen 3”, será en Alsina 155 el sábado 1 de septiembre a las 17,30 horas.
El ciclo de poesía tuvo un evento inaugural en la librería de la galería Jardín, esa primera vez el salón y el patio se llenaron, el segundo encuentro se concretó en la sala Juvenil de la Biblioteca Rivadavia. “El primero lo organizamos junto con una amiga, Ailén Castillo, después de haber visto otro evento, donde observamos que había solo hombres leyendo. Entonces se nos ocurrió hacer un evento de mujeres como un espacio político, frente a espacios donde las mujeres lean poesía y sobre todo mujeres que no están instaladas en los círculos de poesía de Bahía Blanca”, dijo Valeria Mussio, coordinadora del espacio.
Definido como un ciclo que no pretende ser nada más de poesía, “es un encuentro de resistencia y lucha frente a situaciones que nos oprimen en todos los ámbitos de nuestra vida. Construimos nuestra pequeña parcela propia y nos levantamos contra la deuda, el recorte, la violencia, el desempleo, situaciones a las mujeres y comunidad lgtbi+ nos parten por partida doble, a través del arte que hacemos en nuestra vida, de nuestras voces, cuerpos, y de lo que somos”.

Inaugurarse
La propuesta es abierta, “creemos que creando este espacio podemos contrarrestrar y problematizarlo, identificamos que algo falta y por eso lo hacemos”. Bajo el título “tomamos la poesía por asalto”, Mussio aportó que se quiere transmitir es “la idea de no esperar a que nos llamen, sino hacerlo nosotras”. La joven asegura que la organización de estos encuentros donde prevalecen los varones se debe a “una cuestión muy arraigada de quienes acceden a escribir, a publicar, quienes son los que circulan, los que se escuchan más, que viene desde siempre”. Según ella la fuerza del Movimiento de Mujeres esto se cuestiona más, “desde los que organizan y desde quienes vamos a escuchar”. La percepción de que ocurría esto, sentirlo como algo que no era equitativo cobró la fuerza para convocar a través de las redes sociales, de esta forma, se logra que haya una apropiación del mismo, “queremos que se amplie, se discuta y se refuerce”.
Leyeron sus producciones Sofía Muller, Juliana Baez, Alicia Manero, Ariadna Aroca, Rocío Martín y Ema Eguren. También realizó un recital acústico Agustina Möller Poulsen, quien confesó que era su primera presentación en público. “Lo pensamos y empezamos a invitar a compañeras de la carrera de Letras, también hicimos la publicación en Facebook y se me hablaron, las anoté. No estamos buscando que digan acá está la élite, las mejores o cierta gente. Lo que decimos es que si tenés un texto, vení y compartilo, y está abierto a cualquier mujer de cualquier edad”.

Prenderse
Durante las vacaciones de invierno, la sala Juvenil suele ser visitada menos que la sala Infantil, sin embargo el ciclo de poesía tuvo una resonancia excelente y propuso una tarde distinta. La asistencia desbordó el espacio, público muy joven predominaba, parados y sentados en el piso, rodeando y acariciando la iniciativa como frente a un fuego en ronda. Se vivió un clima muy pacífico, y la poesía logró una transportación de las almas. “Nosotros estamos hechos de retazos, de cada color que divide la ventana”, resonaba entre las estanterías. Cuadernos dibujados entregaban la obra, que no se puede volver a leer, exigió estar presente para disfrutarlo.
El lenguaje fotográfico y las ilustraciones se hicieron presentes a través del arte de Camila Künz y Antonella Tocci. “Teníamos el proyecto y por eso lo propusimos, esto se nos ocurrió ahora. Las mujeres hacemos un montón de cosas, no solamente leemos poesía, tocamos música, bailamos, hacemos artes plásticas”.
El 1 de septiembre será el próximo encuentro, “estará más dirigido al Encuentro Nacional de Mujeres, que va a ser en el mes de octubre en Trelew. Estamos organizando el viaje con un grupo de compañeras, por eso organizamos sorteos y ponemos la urna para recibir los aportes que nos ayuden a realizar el viaje”. Una de las escritoras reflexiona, “una debería festejar su fragilidad para abrirlo todo”, y ese verso se cerró en aplausos.

Autor: Redacción EcoDias

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: