Permanente Contramarea

0
Entrenamiento, convivencia y creación fueron los momentos construidos en la quinta edición del evento que ya se convirtió en un clásico de Pehuen Có.
“El balance que hicimos en este Contramarea fue muy positivo, nos permitió capitalizar un montón de elementos y pruebas que habíamos hecho en las anteriores Contramareas, esto hizo que este encuentro tenga una estructura más clara”, contó Lautaro Schmidt, uno de los participantes de la organización en diálogo con EcoDias.

Sentidos
Del 5 al 13 de enero, Contramarea desplegó talleres formativos, se realizaron entrevistas a los participantes e invitados que retroalimentaron la experiencia, “y también aparecieron las historias, que se fueron transformando, y en base a ellas nació la intervención”. 
Participó Rudy Güemes, artista que fusiona el clown, el circo, el humor y la música en cada espectáculo. También dijo presente Cirqué de la Callé, grupo con amplia experiencia en Bahía Blanca, ofrecieron durante todo el 2018 espectáculos en la Plaza Rivadavia, malabares y performances que hicieron divertir a toda la familia. La obra “Huellas, historias bajo las estrellas” hizo funciones bajo la dirección de Lucas Sánchez, la puesta se creó a partir de una adaptación libre de tres cuentos del libro “Bajo Las Estrellas, 12 mil años de historias bonaerenses”, de las autoras Roberta Iannamico y Alejandra Pupio. La participación de artistas que realizan espectáculos callejeros está marcado por un denominador importante, las funciones fueron en espacios públicos no convencionales como la calle, la plaza o la playa; “nos pudieron brindar sus conocimientos respecto a cómo es convocar al público, el momento de pasada de gorra, la conciencia de tomarnos a nosotros mismos como trabajadores culturales, que primero trabaja y se perfecciona y eso aparece en la pasada de gorra”. Los espectáculos se brindaron de forma abierta en el playón municipal de la localidad.
Una de las tareas formativas se centró en el desmontaje de las puestas, que se realizaron después de las funciones. El público se retiraba, generalmente, y entonces, actores, actrices y participantes trabajaron con tres interrogantes, “tenían que ver con cómo se hacía la convocatoria, cómo se pasaba la gorra y cómo fue el proceso creativo”, puntualizó. Estos datos retroalimentaron la cotidianeidad de Contramarea y oficiaron de ejemplo para muchos participantes del encuentro que nunca habían realizado intervenciones en la calle o teatro de la calle, “es importante ver cómo se puede transmitir este conocimiento desde la gente más experimentada”, recalcó. Silvia Palumbo, activista feminista de Pehuen Có, brindó una charla, “fue un espectáculo muy íntimo, contó hechos de su vida en canciones, fue muy hermoso y conmovedor; relató la historia de Andrea Esnaloa- desaparecida hace más de tres años-, esto fue muy significativo y por suerte, se pudo tomar para la intervención”.

 

Equilibrios
La posibilidad de darle continuidad al encuentro significó mucho para los organizadores. “Encontramos las permanencias y las variables”, reflexionó Schmidt, y agregó que en esta edición mejoraron la estética de la intervención, “pudimos concentrarnos más en los entrenamientos, que fueron más puntualizados”. Considerando este último como más íntimo, la organización se mostró muy satisfecha de que cada encuentro tenga identidad propia, “los avances fueron de tipo organizativo, es más una cuestión interna, en lo más externo creo que estamos tomando algunas enseñanzas de la ola feminista y las estamos aplicando en la edición”. La gestión de talleristas y los invitados constituyen parte del crecimiento del encuentro, “todos los años son distintos”, confesó.
En un pedalear continuo, los organizadores van cumpliendo objetivos y sueños, algunos ya propuestos y otros que van surgiendo de los intercambios. “Sentimos una consolidación del equipo pedagógico, nos dividimos en dos equipos aunque trabajamos juntos, y nos interesa mucho la contención de los participantes, siempre se sienten seguros. Después tienen que salir a la calle, esto es duro. Entendemos que no solo los niños necesitan contención a la hora de la formación, entendemos que los adultos también lo necesitan, y es muy importante, muchas veces más que lo técnico. Es muy bueno profundizar sobre eso. Y que digan que se sintieron tranquilos sobre lo que iban a demostrar, eso es muy valioso”.
La realización del evento tuvo que ver con el compromiso de instituciones de la localidad balnearia, se estableció una relación duradera con la sociedad de fomento, que apoya y ayuda, también surgió un excelente vínculo con un camping local, donde quienes realizaron la residencia se alojaron. “Agradecemos la colaboración de los comerciantes que permiten el sostenimiento financiero, también al Consejo Provincial de Teatro Independiente (CPTI), que apoya el teatro que se desarrolla en la provincia de Buenos Aires”. De índole autogestivo, Contramarea es un verdadero compromiso de los artistas que lo construyen, “necesitamos entender que la cultura debe resistir, ayuda a generar pensamientos, a cambiar vidas, modificarlas, lo que nosotros hacemos al momento de la intervención es mostrar, interpelar, ayuda a que las personas se piensen, elijan seguirla o no como está, creo que esta es una de las razones por las que las instituciones deberían seguir apoyando este tipo de encuentros, que ayudan al crecimiento de un pueblo”. 
El encuentro ya se convirtió en un clásico del lugar, el público espera los shows, “el año pasado fue el primer año que sentimos como equipo que ya la gente conoce Contramarea, se da cuenta que estamos en Pehuen Có prácticamente todos los años, nos tiran buena onda para hacerlo”. Las relaciones siguen, se fortalecen, porque el lugar se brinda, “el vínculo con la naturaleza construye y forma parte del encuentro, ese silencio matutino, los bosques”, son todos elementos que intervienen para que cada uno pueda ser y hacerse parte.

¿Y LA PRÓXIMA?
La sexta edición de Contramarea no se hace esperar, “en la reunión de cierre se definió que llegará en el año 2020, que se va hacer en Pehuen Có, también se pensó en darle continuidad en otros lugares. Queremos mover el encuentro y ahora que estamos más maduros, más conscientes de qué es y cómo se realiza, el hecho es llevarlo a otros lugares”. Hicieron Contramarea 2019 los y las artistas: Lucas Sebastián Sánchez, Verónica Iglesias, Manuel Angelini, Marcos Marchegiani, María Guillermina Andrade, Juan Pablo Thomas, Natalia Bianco, Mariano Garay y Lautaro Schmidt.

Autor: Redacción EcoDias

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: