“Periodismo y autogestión: el desafío de la sustentabilidad y la independencia”

0

En el marco del VI Encuentro Internacional Economía de los y las trabajadores y trabajadoras, que se lleva adelante en la localidad bonaerense de Pigüé, los representantes de cinco cooperativas de trabajadores de prensa disertaron en la mesa “Periodismo y autogestión: el desafío de la sustentabilidad y la independencia”.

Coordinadas por Pablo Busetti, de la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Faddicra), las disertaciones coincidieron en la descripción del difícil contexto político económico actual, que atenta contra las experiencias autogestionadas, y hubo también menciones a la importancia de discutir la distribución de la pauta publicitaria oficial.

El primero en tomar la palabra fue Manolo Robles, de La Masa de Rosario, quien tras repasar la historia de ese espacio que produce entre otras cosas el semanario El Eslabón y el diario digital Redacción Rosario, señaló que desde sus orígenes se propusieron dos objetivos: generar fuentes de trabajo dignas y aportar a la pluralidad de voces para apuntalar el derecho humano a la información y libertad de expresión. “Nosotros no somos una empresa recuperada pero nos sentimos hijos de ese movimiento que nació a la luz de las crisis”, indicó Robles, y agregó: “Estamos en pleno debate en torno a cómo sostenernos, en el marco de la autogestión y en un contexto muy desfavorable que nos impone el gobierno nacional, y seguir aportando a la sociedad y a los trabajadores fundamentalmente, el acceso a la información”.

Luego de detallar que la cooperativa La Masa pasó de los 11 fundadores a los 35 asociados actuales y que en 2018 cumplirán 10 años, concluyó: “Estos encuentros son fundamentales para poder seguir articulando, en nuestro caso desde la comunicación, y tejiendo redes”.

El siguiente orador fue Julio Delgado, del diario El Independiente de La Rioja, quien hizo un breve recorrido por la historia del diario fundado en 1951, que adoptó la forma de cooperativa allá por 1971 y que actualmente cuenta con 119 asociados. “Nuestro ADN es el de la gráfica, pero también tuvimos que adaptarnos y aprender formatos como la radio, la web, trabajos audiovisuales, y el próximo objetivo que es un canal propio cooperativo”, sentenció.

Tras coincidir con Robles en lo complicado que se volvió la sustentabilidad para las experiencias cooperativas desde el arribo de Cambiemos al poder, Delgado aclaró: “Es un gran desafío a resolver, porque nos pone en la necesidad de exigirle al Estado nacional que reconozca y le dé status y herramientas a los trabajadores autogestionados, y por el otro lado redoblar los esfuerzos para que se rediscuta el reparto de la publicidad oficial, que está cooptado por los grandes medios y va en detrimento de los medios del interior”. Y concluyó: “Destaco el papel de la federación para potenciarnos mutuamente y generar un mapa de medios autogestionado geográficamente mucho más amplio, y encuentros como éste que permiten compartir experiencias muy enriquecedoras”.

Javier Borelli, de Tiempo Argentino, recordó el traumático cierre de ese diario, y confió: “Somos los más jóvenes de los que estamos acá en el mundo de las empresas recuperadas y los medios autogestionados. Tuvimos un proceso muy rápido, y conflictivo, pero tuvimos a los medios cooperativos que ya existían, y también a empresas recuperadas, que acompañaron nuestra lucha y de quienes aprendimos muchísimo”.

“Ser cooperativa no implica no salir a competir y a pelear con los grandes medios, pero el ser

tan críticos de este gobierno nos restó muchas posibilidades de vender publicidad. Frente a esa situación, decidimos apoyarnos en nuestros lectores y largamos un plan de suscripción primero y de socios después, que es gente que además de la suscripción por el precio de tapa del periódico, aportan un plus y reciben a cambio premios y beneficios como entradas a espectáculos artísticos, libros y hasta camisetas de su club de fútbol. Hoy, el 70 por ciento de los ingresos viene a través de los lectores, que nos permiten sostener los 100 puestos de trabajo que tenemos en la actualidad”.

Luego fue el turno de Juan Manuel Ciucci, de la agencia Paco Urondo, quien reclamó la aparición con vida de Santiago Maldonado. “Nosotros tampoco somos una empresa recuperada, y la agencia es nuestro espacio de militancia. Hace 10 años que sostenemos un portal web de periodismo militante. Ser críticos es parte de la militancia, sobre todo en estos tiempos en que tanto se ataca al periodismo y a la militancia”, fustigó, y añadió:

Tras contar que en la actualidad son 30 los “compañeros orgánicos” que componen el emprendimiento, y que “somos peronistas, kirchenistas, y lo decimos claramente”, señaló: “La mayoría trabajamos de otras cosas y la Paco es nuestro espacio de militancia y nuestra manera de oponernos a este gobierno en vistas de una cada vez mayor represión y persecución a la militancia. Nos interesa mucho esta posibilidad de acercarnos a experiencias cooperativas y empresas recuperadas y plantearnos el insertarnos en la economía social”.

Marisa Nera, en tanto, de la cooperativa La Prensa, que edita del Diario de la región, de Resistencia, Chaco, confió: “La gráfica es nuestro fuerte, aunque estamos empezando a incursionar en las redes sociales, y apostamos a que el contenido social, la cuestión de género, los derechos humanos, ocupen nuestra tapa diaria y sean las que mayor espacio tengan en el armado del diario”.

“La cooperativa cuenta con 35 asociados que atravesamos etapas económicas muy difíciles. Hoy la disputa es por la diferencia que hace el gobierno a la hora de distribuir la pauta oficial, incluso acompañamos varios proyectos de ley impulsados por el Sindicato de Prensa y algunos partidos políticos que lamentablemente perdieron fuerza y nunca llegaron a concretarse”, fustigó Nera, y finalizó: “Hoy el reparto de los ingresos no alcanza y cada uno está trabajando a la vez de otra cosa”.

Por último, Raúl Olcelli, de El diario del centro del país, de Villa María, contó que ese medio, fundado en 1984, se transformó en cooperativa en 2001. “Con el gran apoyo de los sindicatos de prensa y gráficos consolidamos la idea de conformar una cooperativa, con El Independiente de La Rioja como única experiencia en quien apoyarse en aquel entonces, y una semana antes de los trágicos 19 y 20 de diciembre, firmamos el acuerdo por el cual los antiguos dueños se retiraron y nos dejaron todo, hasta las deudas”, ironizó el cordobés.

“También fue fundamental el apoyo de la gente tras el incendio que sufrimos en 2005 en nuestras instalaciones realizando un sinnúmero de actividades para juntar fondos. Ahí nos dimos cuenta que el diario ya no nos pertenecía, había pasado a ser de la gente”, confió. “Hoy contamos con 58 asociados y nos encontramos en el dilema de si la cuestión digital hace mella en la ventas de los diarios impresos”, señaló, y concluyó citando a Pablo Picasso: “La inspiración existe, pero tiene que sorprender trabajando”.

Fuente: www.trabajocooperativo.com.ar

Fotos: Lucía Greco (Cooperativa La Masa)

Compartilo!

Deje su comentario