Milongón

0

Con 7 años de trabajo, Amigos x el tango realizó la gran milonga de fin de año, festejó logros y continuidad en la casona de la delegación Norte, tradicional por partida doble.

 “Este año fue intenso, estuvimos todos los sábados en clases y el domingo con los ensayos, seguimos con las clases de tango salón, de gente joven y un gran porcentaje de adultos, y también con tango escenario, que siempre lo damos en un estilo salón y al piso, que sería para el show, un grupo que tiende a los jóvenes” introduje María González Rial, profesora, quien dicta las clases junto a Cristian Jesús Infante.

Triunfos

Fue un año marcado por la asistencia de los más pequeños, “más asistencia de niños y los que hace tiempo que están con nosotros han pasado al grupo de los adultos, chicos que empezaron a practicar en la Escuela de Danza, ya preguntándose y preguntándonos si será posible que en algún momento ellos sean quienes puedan dar clases de tango. Tenemos esa proyección, una pareja de chicos que estuvieron desde pequeños en las clases, ingresaron a la secundaria, y ellos mismos dieron un taller, armaron una coreografía para seis parejas, para la escuela, y la presentaron en el Día de la Tradición”. Es un tiempo de gran satisfacción según González Rial, “los chicos escuchan un tango y te dicen este es D´Arienzo con la primera orquesta, que presten atención a eso. Saben que el tango tuvo muchas épocas con grandes músicos. Cuando colgamos un cuadro de Pugliese saben quién es, distinguen su música”.

La docente y bailarina asegura que la visión de los alumnos adultos es distinta, “ven el encuentro más como un baile social, sin embargo, hay un muy buen nivel de baile en Bahía Blanca a nivel técnico, y si bien hay mucha gente que va a las clases porque tiene muchas ganas de socializar y charlar, hay mucha gente adulta que le importa hacer técnica, mejorar la postura, que quiere cosas nuevas y que cuando le exigís les gusta”.
Después de esta trayectoria, surgió un nuevo proyecto, “presentamos la iniciativa para ser reconocidos como academia, Amigos x el tango dejó de ser un taller hace tiempo, es un lugar donde se dan clases de tango y también se dan clases de musicalidad, de expresión corporal, se estudia la historia del tango, es una enseñanza integral”. González Rial acota que muchos profesores se acercan a complementar el aprendizaje, “nos ayudan docentes de danza, nos dan seminarios de musicalidad, también hemos recibido clases de lunfardo, no nos quedamos en el taller típico de tango donde se enseñan unos pasos y se terminó la clase”. El trámite se realizó por vía municipal, “ya se presentamos los papeles en el Instituto Cultural”.

Más que un sitio

La delegación Norte es la sede histórica de Amigos x el tango, “ya lo reconocen como un espacio tanguero en Bahía Blanca, más allá de que tiene un buen piso para bailar es un lugar justo para la actividad, ni muy grande ni muy chico”. Si bien reconoció que siempre depende del delegado de turno, por eso, los profesores trabajan para que quede el precedente, y se registre la ardua labor de tango- escuela. Es la única propuesta donde se dicta tango para chicos, “en el caso de las clases para los más pequeños las armamos mezcla de juego didáctico y de tango, sin dudas, tenemos hoy nuestros frutos porque muchos de ellos vuelven siendo profesores”. Las edades de los iniciados van desde los 4 años, también niñas y niños de 10 y 11 años que bailan muy bien, “incluso entienden el tango como un baile social, lo bailan entre ellos, entienden de dónde sale, que es un fusión de otros ritmos, hablan en la escuela sobre lo que realizan en Amigos x el tango”.

Las jornadas de trabajo comienzan el día sábado, se extienden durante 8 horas, 
También se logró un taller en el barrio Santa Margarita, que funciona los días viernes, 
Vamos a seguir todo el verano, de 20 a 22 horas, un horario reducido por las altas temperaturas, las clases estarán dirigidas a adultos, “haremos un descanso para los niños”. La asistencia de personas asciende a 100 por fin de semana, “separados en grupos de escenario, de salón y para niños”.
Uno de los desafíos atravesados durante el 2017 estuvo relacionado con encarar actividades con las limitaciones de recursos que la realidad local impuso, “no pudimos hacer milongas al aire libre, ni pudimos realizar otras convocatorias”. Participaron del Festival de Tango, presentación del cuerpo de baile infantil y el cuerpo de baile de adultos, esto se realizó en el Teatro Municipal, ambos pusieron sobre el escenario más de 40 personas. 

El tango sigue creciendo en la ciudad, “hay un montón de iniciativas, clases y milongas, el tango siempre estuvo y está vivo en Bahía Blanca”. Amigos x el tango realizó breves talleres en las escuelas donde fueron invitados, “la idea es, una vez reconocidos como academia, trasladarnos a las escuelas con un programa armado, una propuesta de cantidad de clases, objetivos específicos”.

 Autor: Redacción EcoDias

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: