Justicia en retroceso

0

Le dieron domicialiaria a uno de los jefes de Orletti y desde que asumió Macri como presidente ya son 50 los que obtuvieron ese beneficio. Además, la Justicia analiza liberar a Etchecolatz.

Eduardo Rodolfo Cabanillas, ex jefe del centro de detención clandestino Automotores Orletti, fue benefiado con la prisión domicialiaria.

Cabanillas está imputado por el homicidio, entre otros, del hijo del escritor Juan Gelman. En 1999 era el jefe del Cuerpo de Ejército II cuando la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) pidió su relevo inmediato. Y fue detenido en 2006.

Casación Penal le otorgó la prisión domiciliaria a Cabanillas, quien estaba condenado a perpetua por delitos de lesa humanidad.

Así lo confirmaron fuentes del Ministerio de Justicia de la Nación a Clarín. Todos ellos obtuvieron la prisión domiciliaria por ser mayores de 70 años y tener problemas de salud, un beneficio que no es automático y depende del criterio del magistrado.

Por otra parte, Miguel Osvaldo Etchecolatz, con seis condenas por delitos de lesa humanidad, podría conseguir también el arresto domiciliario a su caserón de Mar del Plata a dos días de que se cumplan diez años de la declaración en su contra de Jorge Julio López.

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata con votos de los subrogantes Germán Castelli y Jorge Michelle consideró que por sus 87 años, su hipertensión arterial y los riesgos de un accidente cerebrovascular (ACV) corresponde concederle ese beneficio.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: