Futuro recuperado

0
Comenzó la muestra fotográfica de empresas recuperadas, realizada por Daniel Minsky, en el anexo de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.
La exposición, que aborda tres empresas que fueron recuperadas por sus trabajadores y trabajadoras, es presentada en el marco del “XX encuentros abiertos, Festival de la Luz.2018” y podrá ser visitada todo el mes de agosto en el anexo de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, Rivadavia 1864, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de lunes a viernes de 8 a 20 hrs.
Argentina, año 2000
Aprovechando y a la vez fogoneando el contexto de crisis económica social y política, muchas fábricas en Argentina fueron vaciadas y quebradas por sus propios dueños en forma deliberada. Escudándose en inescrupulosas estructuras financieras, declarar la quiebra les producía más ganancias que continuar operando una empresa rentable.
Los trabajadores, tras varios meses sin cobrar, se quedarían sin trabajo y sin indemnización. Al menos, esa era la idea. Los empujaban a formar parte del ejército de desempleados que nutría las calles del país. Pero muchos de aquellos trabajadores tuvieron otra idea acerca de su futuro y se decidieron a ocupar las plantas y reanudar la producción.
El desafío no era sencillo: sin suministros ni dinero para abastecerse, tampoco poseían maquinaria, la cual había sido extraída o arruinada por los dueños en los vaciamientos. Sin embargo, contaban con la fuerza de la organización, la experiencia en el trabajo y la ausencia del “costo empresarial” que absorbía la mayor parte de sus ingresos.
Tenían el futuro en sus manos. Repararon y pusieron en marcha la maquinaria, consiguieron los suministros que las empresas monopólicas les retaceaban y pelearon para conseguir la expropiación que los haría dueños de su trabajo.
La crisis del 2001 no fue el único momento en el que en el país se privilegió a los empresarios por sobre las empresas. Estas situaciones donde el bienestar de unos pocos tenía más valor que el trabajo de muchos continuaron repitiéndose. Bajo la misma presión de quedar sin sustento pero ahora con el cambio de mentalidad y experiencia de quienes abrieron caminos también hubo muchos casos de recuperación de fábricas.
El ensayo Futuro Recuperado muestra cómo están hoy algunas fábricas recuperadas. La metalúrgica Cooperativa de Trabajo Los Constituyentes genera los flejes que luego pliega y suelda para fabricar tubos estructurales y de conducción. La textil Alcoyana fabrica acolchados, manteles y cortinas abarcando todo el proceso de producción: tejido, teñido, estampado y confección. La alimenticia Torgelón cuida cada detalle de su producción para lograr fiambres y embutidos de alta calidad.
Estas tres empresas son solo un puñado de ejemplos que muestran que los trabajadores pueden organizarse y autogestionar empresas muy complejas. Los trabajadores han conseguido una organización y distribución de ingresos justos. Han podido elegir su futuro y no el que les estaba mandado. Han logrado ser dueños de su trabajo y de su vida.
Las fotografías en estas tres empresas recuperadas son un homenaje a sus trabajadores.

Fuente: Daniel Minsky

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: