Experiencia en Infinito

0
Infinito por Descubrir (IxD), ubicado en Fitz Roy 682 , es un programa educativo para estimular el conocimiento y las ciencia de niños y adolescentes a partir de juegos o ejercicios, con variedad disciplinas. El Diario de Bahía se acercó a la sede, una de las cuatro abiertas del país, para conocerlo.
Sebastián tiene 13 años, concurre a IxD desde el año pasado. Actualmente comparte jornadas a la mañana y a la tarde para hacer real una idea, “estoy en un proyecto para hacer un brazo robótico, estoy en la etapa de armarlo, lo hago con ayuda de los facilitadores. Se me ocurrió la idea de que algún brazo me transporte algo que tengo cerca y no tengo ganas de buscarlo, por ejemplo un vaso, el brazo me lo trae mientras estoy haciendo otra actividad. O mover cosas de un lugar a otro sin que tenga que hacerlo”.
Reconoce que tiene “algunas complicaciones pero son fáciles de resolver”, se describe como una persona que le gusta crear, “y encontré el lugar donde poder hacer mis proyectos y mis ideas”, afirma en relación con Infinito por Descubrir. ¿Cómo es posible pensar un proyecto de este tipo? “Primero hay que ver si existen posibilidades de hacerlo, después se cortan las piezas, se ensamblan y hay que programarlo, y funciona, espero”.
Si bien, Sebastián el año pasado intentó otros proyectos, estos quedaron inconclusos, “la mayoría no los pude completar, sí logré un carromato que se maneja por el celular, lo terminé hace poco”. Si bien, se conectó con la imposibilidad, “se siente un poco frustrante porque uno piensa que es fácil y que lo va a poder hacer en poco tiempo, y termina siendo complicado”, luego llegan más ideas y más proyectos. Él quiere estudiar Robótica, “para crear los brazos robóticos y maquinas que arman autos en en ese tipo de empresas”. Familiarizado con los rasti Lego desde los 10 años, sus ideas crecían, sin embargo, “los rasti no te ayudan a completar las ideas porque tienen pocas piezas o no tenes las piezas necesarias”.
Cuenta con el asesoramiento constante de Clara y Javier, facilitadores de Infinito por Descubrir, “todos tratamos de ayudarlo, Javier es ingeniero electrónico y le ayuda con la programación. Toda actividad tiene por detrás una investigación, Sebastián ha visto vídeos y ha ido trabajando, es un aprendizaje más allá de lo que vive desde lo emocional o vivencial, el objetivo es que vaya aprendiendo por si decide más adelante trabajar sobre esto, que tenga algunas herramientas o vaya seleccionando lo que le gusta o lo que no dentro de lo que le interesa”. Según Clara, la creatividad es inherente a los chicos, “está bueno que sumen a esas ideas la posibilidad de llevarlas a cabo, esto hace que sigan explorando mucho más esa creatividad”.
Conocé todas las propuestas de esta semana en Infinito por Descubrir

 

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: