El retiro

0

Rodolfo juntó en varias cajas sus cinco décadas de médico obstetra, cerró su consultorio para siempre y volvió a su casa formalmente jubilado, porque su actitud muestra que el retiro había comenzado mucho antes con la muerte de su mujer.

Su plan a futuro sólo incluía soledad y siestas, pero se arruina cuando Yanina, la empleada que se encarga de las tareas domésticas, le deja una notita avisando que viajó con urgencia a su provincia y deja a su cuidado a su hijo de 10 años hasta que ella pueda volver.  

Y lo llovido se vuelve mojado cuando su hija Laura se entera del asunto y también se instala en la casa para ayudarlo con el niño. 

Así comienza este segundo largometraje dirigido y guionado por Ricardo Díaz Iacoponi a puro costumbrismo argentino y en tono de dramedia, ese subgénero donde el  equilibrio entre la risa y la lágrima está bastante inclinado hacia la última. 

Se podría decir que el siglo pasado el protagonista de El retiro habría sido Luis Sandrini y en este es Luis Brandoni, que sigue luciéndose en un año particularmente cinematográfico de su dilatada trayectoria. 

Pequeña historia contada sin demasiados lujos formales o excesos sentimentales –salvo el subrayado constante del piano- , aunque el conflicto principal depende de un  par de casualidades que pueden impedir que el espectador empatice con él y se deje llevar durante su desarrollo.  

Para quien sortee ese obstáculo hay escenas tiernas y graciosas que se disfrutan y un toque de distinción en el secundario de Soledad Silveyra como la jueza Aída, que pícaramente asegura haberse jubilado “pero no de todo” y ahí reside el mensaje -sin entrelinea- a leer del conjunto.

Ficha técnica.Dirección y guion: Ricardo Díaz Iacoponi. Música: Pablo Borghi. Fotografía: Sol Lopatín. Intérpretes: Luis Brandoni, Nancy Duplaá, Gabriel Goity, Soledad Silveyra, Marcos Da Cruz. Origen: Argentina. Calificación: Apto para todo público. 

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: