El gobierno riojano cedió un galón a La Unión

0

Desde la cooperativa La Unión de La Rioja, que autogestiona un taller de rectificación de motores recuperado por sus trabajadores, respiraron hondo y con alivio después que el gobierno de esa provincia se comprometiera a ceder un galpón adecuado para su funcionamiento ante el inminente desalojo judicial impulsado por la antigua patronal.

El ofrecimiento tranquilizador, que permitirá sostener las fuentes laborales y el proceso productivo de la pequeña empresa, fue dado a conocer por los diputados provinciales Adriana Olima, Raúl Andalor y Renzo Castro, acompañados por el presidente de la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) y de Copegraf, cooperativa que edita el diario El Independiente, Julio Delgado, quienes fueron hasta el taller y le comunicaron la noticia al presidente de La Unión, Manuel Bravo, y al resto de los trabajadores asociados.

Vale recordar que hace casi un año la Legislatura provincial sancionó una ley que habilitaba la expropiación del inmueble con carácter de urgencia que ocupaba la firma Turra Rectificaciones SRL, ubicado en Gobernador Gordillo 145 de la capital riojana. También suponían que los trabajadores estaban amparados por la ley provincial 8.901 de Fomento Cooperativo.

Sin embargo, la alegría duró poco, ya que a los pocos días de su sanción esa norma fue vetada y abrió la total incertidumbre sobre el futuro laboral para los trabajadores de la rectificadora de motores. Pasaron muchos meses de ingentes gestiones ante el gobierno provincial, hasta que desde La Unión lograron el compromiso oficial de buscar un nuevo techo para el funcionamiento del taller recuperado.

“El gobierno provincial está tratando de encontrar una respuesta a una demanda del espacio físico, hemos hablado con el gobernador Sergio Casas para ver cuáles eran las posibilidades y alternativas para brindar respuesta a la situación planteada”, dijo el diputado Castro tras reunirse con los trabajadores.

El gobierno riojano ofreció a la cooperativa “la cesión de algún galpón o salón que esté en disponibilidad, tanto en el parque industrial como en la zona urbana, para que la empresa recuperada sea trasladada y haya una continuidad del proceso productivo”, acotó el legislador.

En este sentido, Castro agregó que en La Unión “están trabajando de forma normal, pero antes pasaron por una situación de quiebra, ahora están bajo una sindicatura y se trata de dar un cierre a la situación anterior de lo que ha sido su cese laboral y su traspaso a una unidad productiva a través de la economía social; y con el acompañamiento del gobierno, llegar a un establecimiento definitivo, en donde tengan un espacio físico que les permita continuar laboralmente”.

El diputado contó que está mediando entre la cooperativa y la ex patronal para ver “cómo se puede llegar a un acuerdo sin conflictividad, que no afecte el trabajo, sino una transferencia a otro establecimiento, sin que la unidad productiva en ningún momento decaiga”.

Por su parte, Bravo, presidente de cooperativa La Unión, agradeció el apoyo recibido tanto de los diputados provinciales como del presidente de Fadiccra-Copegraf Julio Delgado. Reconoció que tal respaldo y acompañamiento del gobierno provincial le brinda “tranquilidad”, y añadió: “En este momento estamos luchando por el espacio físico. El año pasado se logró una expropiación, luego fue vetada y estamos con la incertidumbre que nos desalojen del lugar”.

El compromiso está

A su turno, Delgado reafirmó el acompañamiento a los trabajadores y recordó que desde el año pasado “se generó una tensión, porque por un lado se vivió con alegría la aprobación de forma unánime de la expropiación del inmueble, maquinarias y herramientas a favor de la cooperativa, pero a los pocos días se derogó esa ley y eso generó zozobra en los compañeros”.

El titular de Fadiccra celebró el compromiso tanto de los legisladores como del gobernador Casas en brindar “una solución definitiva a los asociados de La Unión. Puntualmente se buscará un espacio físico para que puedan mudar el taller con toda la maquinaria y continuar con su unidad productiva y los proyectos de expansión que tienen en el rubro”.

Según Delgado, es para valorar el esfuerzo de los trabajadores que se constituyeron en una cooperativa a partir del cierre de la empresa y recuperaron su fuente laboral. Se trata de 15 familias que están viviendo en forma directa del taller y otras 40 en forma indirecta. “Ahora hay un compromiso concreto por parte del Estado”, rescató el presidente de Fadiccra-Copegraf, a la espera de que se haga efectiva la mudanza de la cooperativa La Unión.

 

Fuente: Copegraf – Medios El Independiente, La Rioja

Compartilo!

Deje su comentario