De mito a música

0
La música que revela la bitácora del extraordinario viaje de Ulises podrá escucharse en cantos, instrumentos y relatos de Pablo Cáceres Silva. El Recomendado del martes en El Diario de Bahía.
            El encuentro está programado para este jueves 30 de noviembre a las 20 horas en la Casa de la Cultura de la Universidad Nacional del Sur, Avenida Alem 925, con entrada libre y gratuita. El concierto será el cierre del trabajo de todo el año realizado en el “Ciclo de los Siete Mares”.
            “Durante todo el año hicimos música que tenía que ver con todos los pueblos que rodeaban los siete mares, en diferentes épocas y diferentes latitudes, esta vez como cierre elegimos una de las extraordinarias del mundo antiguo que es la historia de Odisea, el regreso de Ulises a su tierra Ítaca navegando por el Mediterráneo por muchos años. El concierto se llama Regreso a Ítaca, y es en definitiva, ilustrar cada parada que hizo Ulises en cada playa o isla donde tuvo que esperar que los dioses o los monstruos marinos o los seres mitológicos le permitieran volver a los brazos de Penélope” contó Cáceres Silva a El Diario de Bahía.
Los músicos y cantantes ilustrarán los ritmos de la cuenca del Mediterráneo y del Báltico, entre otros, “el concierto pretende corroborar una tesis, que es que Ulises pasó las columnas de Hércules, es decir, el Estrecho de Gibraltar, y que no solamente recorrió el Mediterráneo Antiguo sino que recorrió lugares lejanos como Islandia, en cada una de esas paradas la música griega se fusionó con la música del lugar dando origen a una nueva poética y a una nueva forma de música formal”.
            La Odisea es un poema con mucho peso histórico, “Homero nos cuenta cómo terminó la Guerra de Troya, nos enseña no solo sobre el mundo antiguo griego sino cómo se vivía en estas épocas donde las rutas marítimas decidían la suerte de los pueblos, es un relato extraordinario por el tenor mitológico y por la recuperación de la idiosincracia de cada uno de los pueblos que visita Ulises”.
Cáceres Silva rescata lo que comunica el relato, “tiene un mensaje muy humano, el ímpetu del héroe que intenta regresar a su casa por más que esté rodeado de oro y de gloria siempre está ese deseo de encontrarse con la familia”.
            El músico asegura que el inicio de cada año y cada ciclo es un salto vacío, “porque nunca sabemos si la respuesta será tan buena como la del año anterior, este año no fue la excepción, la respuesta fue muy buena no solo con este ciclo sino también con los ciclos más locales, todos los conciertos que se hicieron tuvieron una gran respuesta del público, esto es un espaldarazo importante para darles continuidad”.
  El repertorio cambia cuando el año cambia, “estrenamos este material que saca a relucir 1.200 años, épocas que no han tenido mucha difusión, por eso el balance es más que positivo, eso es un incentivo y además es un dato muy bueno para el público local que tiene tanta oferta cultural, más para nosotros que nos ocupamos del siglo XVII para atrás, que esté interesado en estas temáticas es muy bueno”.
Compartilo!

Deje su comentario