Crecimiento deportivo

0

El Secretario de Deportes nacional, Carlos “Camau” Espínloa, aseguró que los Juegos Panamericanos que finalizaron el pasado fin de semana en Toronto, Canadá, “demostraron el crecimiento del deporte argentino”.

El titular de la cartera nacional de Deportes, Carlos “Camau” Espínola, afirmó que los resultados obtenidos en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 “demostraron el crecimiento del deporte argentino”, que amplió la cantidad de disciplinas laureadas en relación a la edición pasada de Guadalajara 2011.

El funcionario celebró conquistas históricas como las del seleccionado masculino de vóleibol (oro después de 20 años), la dupla femenina de beach voley (campeona panamericana por primera vez) y el corredor Mariano Mastromarino, que con su bronce en maratón puso al país en el podio de la especialidad, algo inédito desde 1951 con la consagración de Delfo Cabrera.

“El balance de la actuación en Toronto es muy positivo. Se han logrado resultados en deportes que desde hace tiempo no conseguían medallas. Esto demuestra el crecimiento del deporte argentino”, valoró en diálogo con Télam.

Espínola subrayó el éxito de una política de Estado apuntada a “mejorar la calidad de los resultados” y también a formar “una base muy amplia” que redundará a “mediano y largo plazo” con el apoyo sostenido de la Secretaría de Deporte, el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) y el Comité Olímpico Argentino (COA).

“Todavía estamos es un proceso de crecimiento, desde la creación del ENARD en 2009. Hemos hecho una planificación para hacer crecer el deporte en Argentina y sin dudas que está dando sus frutos”, consideró el correntino.

En Toronto, Argentina repitió la cantidad de medallas recogidas en Guadalajara (75) con seis oros menos (21 contra 15) pero diez platas más (29 contra 19) y un éxito más repartido entre 30 disciplinas, aunque una, la conseguida en lucha, le será retirada por doping positivo de Luz Vázquez.

“Hubo un cambio enorme ya desde que empezó el gobierno de Néstor Kirchner en 2003 -recordó-. Desde mi lugar de funcionario público, siento la felicidad de saber que todo el trabajo realizado le está llegando directamente a los deportistas”.

Espínola, de 43 años, a cargo de la Secretaría de Deporte desde febrero de 2014, agradeció a todos los integrantes de la delegación argentina en Toronto 2015 “por el esfuerzo y la tenacidad” para defender la bandera, al margen de los resultados obtenidos.

“Valoro mucho ese esfuerzo, las ganas de representar a nuestro país, el dolor sentido cuando no se consigue un objetivo y la felicidad de alcanzar”, declaró el ex regatista, medalla de plata en los Juegos Olímpicos Atlanta 1996 y Sydney 2000, además de bronce en Atenas 2008 y Beijing 2008.

Luego, el ex intendente de Corrientes destacó la diferencia de preparación entre los deportistas actuales y los de épocas anteriores. “Para ganar hay que entrenar y cuando las becas llegan en tiempo y forma, los atletas pueden dedicar más horas al trabajo, con previsibilidad y tranquilidad”, enseñó.

“Antes era muy difícil de lograr -comparó-. Cuando yo competía, me entrenaba sin saber hasta último momento si iba a tener los recursos para ir a cada torneo. Y si los conseguía por mi cuenta, no sabía si después los podría recuperar”.

“En todo este proceso, por decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se implementaron políticas de Estado que en otros momentos hubieran sido imposible de ejecutar”, apuntó Espínola, que además preside el ENARD, ente que destinó una inversión de 352 millones de pesos en los últimos 15 meses para que los deportistas argentinos llegaran con la mejor preparación posible a Toronto.

“El desafío a futuro es seguir trabajando de esta manera, fortalecer en el próximo año con acompañamiento del Estado, a los atletas que tendrán la posibilidad de ir a competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016”, trazó.

Finalmente, lamentó las críticas expresadas en los medios hegemónicos acerca de una relación dispar entre el aumento de la inversión estatal y los podios obtenidos en los recientes Panamericanos. “Forma parte de un exitismo propio de muchos argentinos. No comprenden que la preparación y el trabajo de los deportistas lleva mucho tiempo y para eso hay que respaldar. No analizo las medallas sino los resultados de base. Eso son los valores que tienen que llegar a la sociedad”, concluyó.

 

Fuente: TÉLAM

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: