Comunicado de repudio

0

Los Organismos de DDHH Bahienses, emitieron un comunicado en repudio al apoyo del Colegio de Abogados al Juez Subrogante Ulpiano Martinez.

“Prácticamente a casi 30 años de iniciados los Juicios de Lesa Humanidad en Bahía Blanca, y a 10 de reiniciados luego que fueran anuladas por el Gobierno de Néstor Kirchner las leyes impunidad (Punto Final y Obediencia Debida) del radicalismo, y los Indultos pejotistas, el Colegio de Abogados sale con una claridad casi transparente, a posicionarse respecto de un Secretario cuestionado con fundamentos tan sólidos como los que hemos sostenido otras cuestiones legales, a lo largo de casi 40 años buscando Justicia para los crímenes incomparables de la dictadura cívico militar genocida. Años en los que cuando no hubo silencio hubo complicidad del Poder Judicial y el silencio manifiesto de la Corporación de Abogados, expresándose circunstancial y únicamente con los formalismos conocidos para no quedar mal colocados. Hoy sorprende la enjundia virulenta y sugestiva con que se manifiestan, por un Secretario en ejercicio de Juez Subrogante como Ulpiano Martínez y con argumentos que recorren el sendero de las obviedades, los supuestos o brillan por su falta de conocimiento e idoneidad. Pero mejor que decir es hacer, entonces analicemos algunos de sus párrafos no tan transparentes.

Dice en primer lugar esta Corporación: “Es deber del Colegio de Abogados de Bahía Blanca defender y bregar por la independencia del Poder Judicial y la imparcialidad de los jueces.”… “En un sistema republicano de gobierno la independencia del Poder Judicial es un requisito constitucional que garantiza la vigencia del estado de derecho.” Es entonces que nos preguntamos, ¿en qué momento la Corporación de Abogados hizo una manifestación tan contundente y lapidaria, frente a lo descubierto en su momento sobre el accionar del Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca, y sus relaciones con los defensores a los genocidas en sus reuniones incompatibles, previamente al inicio del primer juicio allá por el 2011, que significaron nuestra recusación y la del Fiscal Abel Córdoba al mismo, como asimismo y por esa razón la formación de un tribunal con integrantes de otros distritos?, ¿O en aquella oportunidad todavía no tenían la habilitación para “bregar por la Independencia del Poder Judicial y la imparcialidad de los jueces”?.

Hablan también de la “independencia, compromiso y transparencia” del Secretario subrogante del Juzgado Federal N° 1, que con solo recorrer las diversas maniobras judiciales que llevó adelante el mismo, hacen obvio para nosotros cualquier calificación o evaluación ya que quedó registrado en cada causa, y señalada no solo por nuestros representantes legales, sino fundamentalmente por la Unidad Fiscal con argumentos que en la mayoría de los casos fueron respondidos con un desmerecimiento casi despectivo de los mismos.

Da vergüenza ajena que se firme un comunicado diciendo: “La única forma de destituir a un juez, ya sea subrogante o titular, es mediante el proceso de juicio político con todas las garantías de la ley.” Un verdadero bolazo, que no resiste análisis ni consideración alguna, habida cuenta que quienes emiten este documento son abogados.

Dicen también: “La garantía de la estabilidad de los jueces resulta indispensable para que puedan decidir con arreglo a derecho y sometiéndose únicamente a los dictados de la ley, nunca por sumisión a cualquier poder que pudiera ejercer presión.” Resultaría más que interesante saber con nombre, apellido y pruebas judiciales, y expresándolo públicamente, ¿cuál sería el poder que ejerce presión, o quienes serían los que lo integran?, a fin de que los denunciaran penalmente ya que señalan tal irregularidad, con arreglo a derecho y sometiéndose a los dictados de la ley como cualquier ciudadano. ¿O quizá es todo esto una chicana ideológica, para operar, manipular, o aplicar la Acción Sicológica a la opinión pública, como lo hace La Nueva Provincia, y que encubre las verdaderas razones que no pueden rebatir respecto del desplazamiento del Secretario en ejercicio de Juez Subrogante del Juzgado Federal N° 1, Ulpiano Martínez?. ¿En que lugar han reclamado con el mismo principismo, por la contaminación escandalosa de la dictadura cívico militar genocida en el Poder Judicial Federal, cuando en la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca hay uno de sus jueces que produce sentencias sobre todos los ciudadanos de a pie, y que perteneció (sin chicana y con pruebas) al Comando de Inteligencia 181 durante esa dictadura, como Agente Universitario?. ¿Frente a qué organismo del Estado han pedido Juicio Político para el Secretario Álvaro Coleffi, dejado cesante de un plumazo, que se atrevió a indagar a Vicente Massot por abandono de la causa de Ulpiano Martínez, quien abonó a la cuestión de la Libertad de Prensa de La Nueva Provincia (argumento cínico de Vicente Massot) para no llamarlo a indagar y pretender cerrar la medida, a pesar los manifiestos notorios publicados de sostén a la dictadura y sus crímenes, como de los testimonios de participación en el Plan de Acción Sicológica?. ¿De qué transparencia, compromiso e independencia hablan?. ?.¿Es necesario recordarles a la Corporación de Abogados cuantos alumnos por ejemplo de la UNS y la UTN, de distintas carreras,  están muertos o desaparecidos?.

Finalmente, sorprende y al mismo tiempo clarifica aún más esta manifestación de “tan alta moral política y jurídica” de la Corporación de Abogados, que todas las denuncias respecto de irregularidades por parte del Secretario, a quien sostienen en su comunicado, como al abandono a su suerte del Dr. Álvaro Coleffi verdadera víctima pero no solo del abogado Ulpiano Martínez, sino también del Secretario Mario Fernández Moreno, estén o hayan estado en manos de integrantes de la directiva de esa Corporación de Abogados como el Vicepresidente Primero Esandi, quien rechazo sin más ni más cada denuncia de la Unidad Fiscal hacia el subrogante; el Vicepresidente Segundo Guillermo Marcos, quien ha acumulado las denuncias insostenibles contra los Fiscales José Nebbia y Miguel Palazzani como esperando una orden; y la Vicepresidenta Tercera Otaño Manterola, que tiene pisada la denuncia contra el Dr. Álvaro Coleffi también en espera vaya a saber de qué.

Una distribución más que particular, coincidente y necesaria, con el poder que sí controla políticamente e históricamente la ciudad y con los intereses de esos poderosos, algunos de los cuales fueron la pata civil de la dictadura en la ciudad.

Los Organismos de DDHH reconocidos, repudiamos este manifiesto político de la Corporación de Abogados de Bahía Blanca, que tiene el mismo fundamento que el de tantas operatorias públicas sembrando descreimientos, o sea ninguno.”

 

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca

H.I.J.O.S. Regional Bahía Blanca

Red por el Derechos a la Identidad de Abuelas de Plaza de Mayo Filial Bahía Blanca

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: