Ciclo Tardes de Cinemateca

0

Un documental sobre una estrella del espectáculo argentino de todos los tiempos.  

En sus comienzos, un empresario radial porteño  le dijo a Niní Marshall que escribir libretos no era cosa de mujeres y ella le probó lo contrario con varias décadas exitosas en el doble rol de guionista y actriz, aunque los comienzos fueron duros para la chica nacida un primero de junio de 1903 en el barrio de Caballito con el nombre de Marina Esther Traverso.

A los veintipocos años, recién separada, con una hijita a su cargo y sin un peso, pudo conseguir trabajo como ilustradora y cronista de espectáculos en la revista Sintonía.

Su creatividad y el gracejo de sus crónicas la llevaron a la radio primero y a crear e interpretar sus personajes después, ya transformada en Niní Marshall, la figura radiofónica de la década del 30.

El cine llegó en 1938 a insistencia del director Manuel Romero, que incluyó su “Catita” en el film Mujeres que trabajan, inaugurando así una larga filmografía con proyección nacional e internacional.

La suya fue una carrera con muchos éxitos  y algunos tropiezos, que terminó con el retiro en 1983, aunque siguió rodeada del cariño de sus pares y sus admiradores hasta su muerte en 1996. 

La película de Niní (2005) del director Raúl Etchelet plasmó la idea de celebrar el centenario del nacimiento de la comediante y reavivar su memora de Carmelo Santiago Hijo.

Un documental sencillo pero sentido que recopiló segmentos inolvidables de sus comedias y entrevistas y testimonios de su hija – Ángela Edellmann-; colaboradores y amigos, guiados por la voz en off de su colega Enrique Pinti, un fanático que la reconoce como una de sus grandes influencias.

Homenaje, nostalgia e invitación a la risa,  que podrá verse el jueves 12 de septiembre a las 18.00 horas en el ciclo del Museo y Archivo Histórico de Bahía Blanca – Saavedra 951-, con entrada libre y gratuita.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: