Ciclo de cine de la Coope

0

Retrato sensible de una niña que va acercándose a la adolescencia. 

En 1977. Stella tiene 11 años y va a comenzar sexto grado en un importante colegio parisino. Un gran cambio, porque apenas ha salido de su barrio suburbano y del pequeño café que sus padres regentean. 

Y el viaje en tren que la deja cerca del colegio es un viaje a un mundo desconocido, atemorizante, pero también potencialmente maravilloso. 

Stella (2008) fue el segundo largometraje de la directora y guionista francesa Sylvie Verheyde, que no escondió su origen autobiográfico, ya que como la protagonista pasó de un barrio duro a un colegio en el centro de Paris. 

Pero, no se trata de un ejercicio nostálgico ni mucho menos, Stella – estupendo debut actoral de la niña Léora Barbara –  muestra toda la ternura de la niñez, aunque le planta cara a los problemas de adaptarse a un nuevo grupo, al bullying, al descubrimiento de otras formas de vivir, a la amistad, la literatura y al primer amor, entre otros dolores y alegrías.   

Un largometraje sobre niños, no para niños, al que quizás  le sobra la voz off pero tiene el tono justo que muestra sin juzgar, secuencias entrañables y buenas interpretaciones de Karole Rocher y Benjamin Biolay como unos padres contradictorios y en particular la de Guillaume Depardieu como una especie de Príncipe Azul, que fue uno de sus últimos trabajos porque falleció pocos días antes del estreno del film. 

Más una banda sonora salpicada por éxitos disco a la francesa, que sitúan en la época y aportan encanto al conjunto. 

Experiencia cinematográfica tan encantadora como agridulce de la que se podrá participar el lunes 26 de agosto a las 18:00 horas, en la sala del Centro Cultural de la Cooperativa Obrera -Zelarrayán 560-, con entrada libre y gratuita.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: