Ciclo clásicos de cine

0

Un clásico contemporáneo con el ritmo narrativo y musical de Emir Kusturica. 

Todavía faltaban varios años para que Yugoeslavia dejara de existir como tal, cuando Emir Kusturica empezó a rodar  ficciones que mostraban la idiosincrasia de su gente.

 Tramas que contaban historias dramáticas con mucho humor negro y al compás del “umpa-umpa” de las versiones de música tradicional balcánica del compositor  Goran Bregović.

El director nacido en Sarajevo accedió a la fama internacional al ganar la Palma de Oro en el prestigioso Festival de Cannes con Papá está en viaje de negocios (1985), pero la consolidó cuatro años después al recibir el premio a mejor director en la misma competencia por Tiempo de Gitanos (1988), una coproducción entre Reino Unido, Italia y la ex Yugoeslavia. 

El protagonista de Tiempo de Gitanos es Perhan – interpretado por Marco Mete-, un joven gitano muy pobre que vive con su abuela, un tío y una hermana menor y por tener, apenas tiene un amor imposible y el raro don de la telekinesia. 

Una situación precaria que parece mejorar cuando conoce a Ahmed –Michele Gammino-, un gangster de poca monta que le da trabajo, la posibilidad  de pagar el tratamiento de su hermana enferma y viajar, pero también lo introduce en un cruel submundo de explotación.

El film no elude los temas duros, pero los ha expuesto con toques fantásticos, que según declaraciones del propio Kusturica obedecen al intento de establecer una conexión entre la cultura gitana y el realismo mágico. Ya que admira la literatura de García Márquez y otros escritores latinoamericanos que: “construyen su arte con la irracionalidad y la pobreza de su gente”.

Para descubrir o redescubrir el lunes 2 de septiembre a las 19:00 horas en el Aula Magna de la UNS – Avenida Colón 80-, con entrada libre y gratuita.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: