Certificado de Vivienda Familiar

0
En el día de la soberanía, lunes 20, se realizó en todo el país un relevamiento con la intención de poner en marcha el Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP). En la ciudad La Interbarrial Sur, integrado por varias organizaciones barriales, visitó a vecinos y vecinas bahienses.
El Diario de Bahía dialogó con Damián, integrante de Sureando, quienes participaron de la actividad, y comentó: “Estuvimos en el barrio Evita, Talleres Sur y Ferrocarril Roca, junto a las chicas de Techo, difundiendo y censando. La idea es continuar un trabajo, que ya se está realizando, de relevamiento para ingresar el RENABAP”
El RENABAP incluye información acerca de 4200 villas, asentamientos y barrios populares, esto implica un total de 800 mil familias que hasta el día de hoy no cuentan al menos con 2 servicios básicos (ya sea agua, luz y/o cloaca).
El Certificado de Vivienda Familiar, un documento creado por el Decreto Nacional 358 en mayo de este año, partir de la lucha de las organizaciones, reconoce que la familia habita en la vivienda censada y le permite, como integrante legal de este Registro, solicitar el acceso a los servicios públicos como agua corriente, cloacas, energía eléctrica, red de gas natural.
Al respecto, Damián agregó: “No es un título de propiedad, pero es suficiente para exigir todos los derechos que nosotros venimos peleando hace más de 10 años: acceso a la comunicación, un domicilio donde lleguen tus cosas, para pedir laburo. Lo consideramos como un hecho inédito, coma una primera etapa para un proceso de urbanización e integración urbana y regularización dominial”.
El certificado se retira en Anses, y en la ciudad de Bahía Blanca ya están gran parte de los asentamientos registrados.
Sureando
La organización Sureando tiene más de diez años y trabaja cuestiones de hábitat y vivienda en la ciudad, y desde el año 2016 se juntaron con otras espacios y movimientos de la zona sur para conformar la Interbarrial, y así poder trabajar la mejor calidad de vida de los vecinos y vecinas.
Sureando plantea tres ejes principales, uno es organizar y acompañar las demandas comunitarias: los procesos de organización colectiva para reclamar al Estado que garantice el derecho a acceder a la ciudad; segundo, la promoción social del hábitat: impulsan acciones colectivas de mejoramiento de espacios comunes; y por último el análisis de políticas públicas, actividades de diagnóstico de situación de hábitat, y elaboración de propuestas.
Compartilo!

Deje su comentario