Bloquearon las matrículas para faenar a dos empresas recuperadas

0
Los frigoríficos Resistencia y CTC se encuentran impedidos de desarrollar sus tareas desde el viernes 16 de marzo, luego de que el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (Ruca) recibiera un informe del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Nacional (Inaes).
Consejeros de la Cooperativa de Trabajo y Consumo Unidos Ltda. -que explota el frigorífico Resistencia- y de la Cooperativa de Trabajo y Consumo Puerto Vilelas Ltda. (CTC), visitaron la redacción de El Diario de la Región -editado por la Cooperativa de Trabajo y Consumo La Prensa Ltda.- a fin de dar a conocer la situación de crisis que atraviesan ambas empresas recuperadas luego de que les bloquearan las matrículas para faenar.
Ambos establecimientos se encuentran imposibilitados de producir, y son alrededor de 300 trabajadores en relación laboral directa e indirecta los que están en plena incertidumbre.
El presidente de la Cooperativa Unidos, frigorífico cuyas carnes abastecen a Resistencia y a Puerto Tirol, recordó que es el tercer mes que por distintas cuestiones le bloquean la matrícula para faenar, en esta oportunidad junto al de Puerto Vilelas, lo que también motivó una acción conjunta.
Luis Sotelo aseguró que por información extraoficial pudieron determinar que, en esta oportunidad, el causal del bloqueo fue un informe del Inaes al Ruca, organismo regulador del Ministerio de Agroindustria. Este a su vez envió la información al Senasa por lo que no se pueden emitir los Documento de Tránsito Electrónico (DTE) y, por lo tanto, tampoco ingresar o mover animales a faena.
“Directamente no quieren cooperativas en el sector cárnico”, aseguró Sotelo considerando que existe una motivación política de fondo vinculadas a las cooperativas cárnicas.
Contó que la primera vez que les bloquearon la matrícula fue desde la AFIP, no por deudas sino por nuevas reglas para agentes de retenciones que debieron corregir.
“La segunda vez que nos bloquearon la matrícula de la faena fue porque no teníamos matarifes con matrículas, usaban la de nuestra cooperativa. Empezamos a mandar documentaciones de los matarifes, tal es así que hoy tenemos seis matrículas, cuatro que son de matarifes de abastecedores y dos de carniceros. Y hay otras cuatro en proceso de matricularse”, comentó.
Sobre esta requisitoria, que no es nueva pero existen fuertes controles hoy hacia su cumplimiento, consideró loable “que el gobierno corrija, que los matarifes que quieran trabajar con la carne empiecen a sacar su matrícula y a figurar ellos y también los que quieren faenar y salir a vender”.
Pero también señaló que “es un sistema que viene de muchos años no se puede cambiar de la noche a la mañana”. “Nosotros nos empezamos a adaptar para que cada uno de los usuarios haga sus nuevas matrículas, que se trabaje administrativamente como debe ser y en todo este proceso de cambio nos dieron la baja y no hay manera hasta ahora de que nos levanten”, reiteró.
En cuanto a este tercer bloqueo, reconoció “lo extraño de quien nos bloquea ahora”, en razón de que justamente el Inaes es “la entidad madre de todas las cooperativas”.
Dicho esto, aseguró que “en las dos cooperativas (Unidos y CTC) hoy están cerradas y hay voluntad de corregir y tal es así que ya se empezaron a sacar matrículas y están funcionando”.
300 trabajadores, 35 mil kilos de carne
“Estamos viendo que los legisladores nacionales nos apoyen porque en el Chaco hay dos industrias que están queriendo cerrar, dos cooperativas de trabajo que son las que más faenan dentro de la provincia y abastecen a gran parte de Resistencia, Barranqueras, Tirol, Fontana y Vilelas. Quieren cerrar dos fuentes de trabajo con 300 trabajadores. Nosotros tenemos 100 puestos de trabajo directos”, aseguraron desde los frigoríficos.
Piden que tanto los legisladores nacionales como el propio gobernador Domingo Peppo intervengan para mantener las fuentes de empleo, directas e indirectas, en cada uno de los establecimientos.
“Queremos que los legisladores y el gobernador defiendan a dos industrias del Chaco porque para el proyecto del gobierno nacional no estamos dentro las cooperativas de trabajo del sector cárnico”.
Plantearon además su preocupación en cuanto a la salida de más de 30 mil kilos de carne del mercado en el Gran Resistencia. “Va a haber desabastecimiento de carne. Estamos hablando prácticamente de 300 media reses, unos 30 mil kilos de carne que van a dejar de ingresar al Gran Resistencia por día. Y 300 puestos de trabajo que están parados. Esto alimenta el ingreso de carne de afuera”, advirtieron.
“Las cooperativas nunca tuvieron una inclinación política. Hoy estamos tratando con aquellos que son gobierno nacional, porque el problema es nacional y es político. No es porque las cooperativas no reúnan las condiciones. Es porque no figuramos en el proyecto nacional”, consideraron.

Fuente: El Diario de la Región (Resistencia, Provincia de Chaco), producido por Cooperativa de Trabajo La Prensa, asociada a la Federación Fadiccra.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: