Árboles de Bahía: Más y más palmeras

0
En la Bahía del viento y el calor intenso, ver unas palmeras nos transporta a otros posibles destinos, playas de arenas blancas y lejanas que solo se parecen en la temperatura elevada, como la que tenemos hoy. La ciudad cuenta con cuatro variedades de palmeras, que se lucen en plazas, paseos y parques.
Phoenix canariensis, Whashingtonia filífera, Butia yatay y Chamaerops humills son las especies existentes en nuestra ciudad. La primera conocida como “falsa datilera” es resistente a los suelos salinizados, llegan a medir 20 metros de altura, y lucen flores color crema y frutos naranjas. La palmera californiana de abanico, la segunda citada, alcanza los 12 metros, y las hojas tienen forma de abanico, espinosas y con bordes con filamentos.
La Butia yatay es la palmera nativa, más baja, llega a crecer 10 metros, tiene frutos comestibles, que son anaranjados en la plenitud de la madurez; es la especie que soporta mejor las amplitudes de temperatura de la zona. Finalmente, la cuarta especie, es originaria del continente europeo, su altura máxima puede llegar a los 4 metros, con una parte superior más gruesa que la inferior, cubierta de hojas viejas.
Las palmeras aparecen casi siempre como un conjunto de árboles, es raro ver alguna aislada o en veredas, puesto que el logro de desarrollo puede afectar el cableado urbano. En la Avenida Colón se pueden ver tres ejemplares después de la línea municipal, en un domicilio particular. Sin embargo, los paisajes cotidianos de la Plaza Rivadavia, la plaza Villa Mitre, el Parque Independencia, el Parque de Mayo y el Paseo de las Esculturas son los espacios más recurrentes.
El Diario de Bahía te invita a que envíes tu postal con palmeras a nuestro correo electrónico: eldiariodebahia@gmail.com.
Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: