Actividades

0
Música, proyectos y una programación de charlas para Casa del Pueblo en el mes de abril y durante todo el año.
El espacio independiente es integrante de la Red de Espacios Culturales Independientes de Bahía Blanca (ECI), ubicada en la calle Saavedra 282, cuenta con una trayectoria vinculada a las bandas musicales, ya que les brinda un espacio para ser conocidas y tener contacto con el público local. Sin embargo, desde 2017, están trabajando en una metodología más amplia que los identifique.
“El año pasado empezamos con una dinámica de trabajo mensual, es el mes de un tema, no lo hicimos todos los meses pero es la idea, que en algún momento dediquemos una temática particular a cada mes. Eso nos organiza para darle un tratamiento artístico, que es lo que venimos proponiendo desde Casa del Pueblo los días jueves, viernes y sábado y algún domingo, sino también que haya un espacio en la tarde para encontrarnos y reflexionar, charlas con personas de distintos ámbitos”, cuenta Manuel Angelini en diálogo con EcoDias. La modalidad permitió un repensar de las propuestas, “nos empezamos a contactar con instituciones y conocedores para ver de qué manera pensar estos ejes temáticos elegidos, este año queremos continuar con esta dinámica, aunque sabemos que es más complicada que armar fechas para bandas u otras actividades. Por eso, también estamos aprendiendo a hacerlo y a instalarlo”.
Según Angelini, hay dos líneas para analizar el resultado de la propuesta, una es la cantidad de personas que asisten y otra, es el contenido, “para nosotros van de la mano, no pretendemos una charla intelectual para tres personas, queremos que se difunda y llegue a más público, estamos encontrando la manera de que ambos ejes se crucen y sea lo mejor, hemos tenido algunos meses con excelentes resultados”. Una de las posturas a la hora de seleccionar el eje temático es que sea posible de abordar mediante diversas perspectivas, como una forma de pensar desde la complejidad de las propuestas.
“En este ámbito hay un montón de frases hechas, una de ellas es que la cultura es una red o que sabemos que somos una comunidad heterogénea, y lo que pensamos es que una red se conforma de líneas, entonces pensamos en esa construcción y con qué instituciones nos relacionamos, con qué artista y para qué, y desde ahí la red se empieza a armar, sino es una mirada utópica de querer instalarse en una red gigante”. Sin esperar que se arme desde afuera, los integrantes de Casa del Pueblo, buscan las estrategias a la hora de ofrecer actividades culturales. “Un centro cultural es un centro artístico, hay un grupo de teatro, uno de danza, uno musical, a partir de ellos se generan las actividades, pensábamos en nuestras reuniones internas en el desarrollo urbano”, desde esta postura se generaron preguntas, cómo se desarrolla la ciudad en lo artístico, en lo cultural que es su máxima expresión, cómo se construye sentido, cómo se relaciona el ciudadano con su lugar y con los otros.

Fijos y nuevos
Apuntada a la música, Casa del Pueblo, es también un lugar del teatro, la danza y el varietté. Los jóvenes integrantes que la llevan adelante su administración están relacionados con estos ámbitos artísticos, y cuenta con un núcleo de conducción y colaboradores en una más amplia participación. Comprometidos con lo cultural, los participantes tienen una formación que surgió en Perro Azul, un grupo de teatro que empieza a generar El Semillero, “había que generar fondos para realizar esa producción y entonces, arman una varietté en este lugar, y después fue una segunda, y empezó a realizarse todos los meses, de esta forma se encontraron armando fechas para artistas de afuera, eran los tiempos de Nicolás Caminitti, Vicky Pezzutti, Paola Giménez, Matías Sanders y Mauro Oteiza”. Después llegaron otros músicos, estudiantes de teatro, gestores culturales, “y empezamos a entrar nosotros, fue mutando hasta que quedamos organizando como grupo”.
“Tenemos talleres de teatro los días lunes de 20 a 22 horas coordinado por Marcos Gómez, es para interesados con o sin experiencia, los martes en el mismo horario está la posibilidad para iniciados e intermedios, y los jueves para avanzados, que los dicto yo, son tres posibilidades para jóvenes y adultos” cuenta Romina Feijoo. De esta manera, el calendario aún está abierto para el público en general y para quienes deseen dictar cursos y especializaciones en el centro cultural.
La cartelera del fin de semana se arma con los grupos musicales interesados, y pueden hacer la reserva a través de la página de Facebook, “esto es más dinámico y se va construyendo, Casa del Pueblo tiene esa característica, un grupo está de gira y pasa por Bahía Blanca y se mete la fecha, muchas veces se comparte escenario con bandas locales y se llega a más público, esto pasa todo el año y es muy difícil pensar en llevar una agenda anual”. Hay grupos musicales que tienen una pertenencia al lugar, “sabemos que van a venir, bandas y producciones de eventos que ya sabemos que van a estar”. El grupo de teatro coordinado por Rocío Ameri ensaya en este espacio una vez por semana, llevan adelante la obra “La logia de la mariposa”, que ya tuvo escenario en la calle Saavedra durante el año pasado y repondrá funciones en junio.
Uno de las iniciativas nuevas, es la Despensa Cultural, un sitio dentro de las instalaciones para concentrar obras de artistas locales, “discos, obras plásticas, libros, y en algún momento lograr que seamos un centro donde la gente pueda informarse de toda la actividad cultural independiente, estamos en este proceso, con una capacidad limitada”.

CONVOCATORIA ABIERTA
Para artistas interesados en el uso del espacio con talleres y en participar con obras en la Despensa Cultural es posible hacer consultas en casadelpueblobbca@gmail.com.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: