A la memoria de Antonio Salvador Cartolano

0

El sábado 17 de agosto, en paralelo con un nuevo aniversario del paso a la inmortalidad del General San Martín, en el parque homónimo de nuestra ciudad se realizó el bautismo de un pasaje del sector con el nombre Don Antonio Salvador Cartolano.

“Recuerdo la maqueta de monumento, que estaba en la oficina de mi abuelo. El proyecto incluía fomentar el parque y hacer un barrio lindante. Tenía 3 años cuando se inauguró el monumento al general. Fue un esfuerzo y una aspiración personal el llevarlo a cabo”, sostuvo Carlos Cartolano, nieto de Don Antonio, quien estuvo presente en el acto.

La propuesta se fundamentaba en honrar y preservar la memoria de un permanente promotor local, encargado entre otras cosas de la colocación del monumento al Libertador de América en dicho espacio verde, y de ser integrante de la mesa pro autonomía de Puerto Rosales.

La iniciativa fue propulsada por el edil Sadi Gelos. “Fue algo histórico para el distrito, ya que hacemos referencia a una persona que fue artífice de la llegada de muchas entidades”. El acto de descubrimiento del nomenclador de la calle estuvo encabezado por el intendente Mariano Uset; el presidente del Concejo Deliberante, Adrián Otero, concejales de los distintos bloques, autoridades del Municipio y representantes de diferentes instituciones.

El perfil de Salvador

Antonio Salvador Cartolano nació en Benito Juárez, en 1881. En 1904 obtiene la matrícula de rematador, trasladándose en 1909 a Punta Alta. Loteo y remató los terrenos donde se ubica actualmente el Parque San Martín, desarrollando el proyecto del barrio aledaño. Fue secretario de la primera comisión Pro Autonomía en 1911, como así también miembro conspicuo de la “Sociedad Patriótica Roque Sáenz Peña”, entidad encargada de organizar festejos y celebraciones patrias.

Desde 1913 fue militante y afiliado de la Unión Cívica Radical, ejerciendo como Secretario General entre 1916 y 1920. Posteriormente fue vicepresidente del comité y convencional por la sexta sección en 1925. Ejerce entre los años 1918 y 1919 como Secretario del Juzgado de Paz de Punta Alta.

A partir de ese último año hasta 1923 se convierte en el “Valuador de Rentas” de la Provincia de Buenos Aires en la ciudad. En 1939 fue condecorado con la distinción más alta que acuerda el Centro de Martilleros de Hacienda y Bienes Raíces de la Capital Federal, al cumplir treinta y cinco años en la profesión. 

Diez años más tarde, contrató en Buenos Aires el monumento Ecuestre del Gral. San Martín, que quedó inaugurado un año después con la presencia de altas autoridades nacionales y provinciales, en ocasión de celebrarse el Año Sanmartiniano en 1950. También fue socio fundador de la Sociedad Italiana, ejerciendo la presidencia durante doce años consecutivos. En cuya función fue autor intelectual del proyecto para construir el Teatro Colón, obra que posteriormente inaugura.

Participó y presidió la “Comisión Pro-templo” en el mismo momento en que se colocaba la piedra fundamental que iniciaba la construcción de la Iglesia Nuestra Señora de Luján, ubicada en la calle Rivadavia entre las calles Murature y Brown. Fue presidente fundador de la “Sociedad Argentina de Protección y Ayuda Mutual” y formó parte de las comisiones de las cooperadoras escolares de las escuelas número 99 y 20. Falleció en el año 1970.

Nota completa en “Ecos Puntaltenses” edición número 40

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: